wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women wigs for women paula young wigs wigs wig shampoo short hair wigs wigs wigs

laser pointershigh powered lasergreen laserblue laser pointerviridian laserlaser pointer for catslaser pointer penmost powerful laserlaser pointer penlaser pointersgreen laserviridian lasermost powerful laserhigh powered laserblue laser pointerlaser pointer for catslaser pointer penlaser pointersgreen laserviridian laserlaser pointer penhigh powered laser
El principio del fin

Club de Lectura

Información general sobre el Club de Lectura

Libros propuestos en el Primer Ciclo (1º y 2º) >                                                                                                           >>Próximo libro>>19 de Mayo de 2015

sinnoticiastejedoramuerte2    bajolamismaestrella2pijamaderayas

 

Haciendo clic en el libro puedes ver información de las reuniones    

Libros propuestos en el Segundo Ciclo (3º y 4º)

 

marinacaperucita1elmisteriocript

 

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Club de Lectura
Lunes, 16 Octubre 2017
A+ R A-

El principio del fin

principiodelfin1

No me encontraba bien desde hacía varios días. Llevaba tumbado en la cama del hospital meses y sabía que no dejarían que me fuera, alegando enajenación mental u otras enfermedades que no soy capaz de entender de la boca de esos médicos. He estado así durante meses pero hoy es mi día. Hoy,con suerte, moriré en esta misma habitación, solo y tranquilo.Han pasado unos 10 minutos y no puedo respirar. En realidad creo que he perdido el conocimiento, pero no, no  es sólo eso, veo la famosa luz blanca que todos ven antes de morir. La diferencia es que yo no huyo, yo corro hacia ella con la esperanza de que todo acabe de una vez, porque no podría soportarlo de nuevo.

Un momento, ¿por qué estoy llorando? Esto no parece la muerte. No soy capaz de hablar aunque quiero hacerlo, estoy lleno de sangre que no parece mía, y soy demasiado pequeño. ¡No, otra vez no!  Ha vuelto a pasarme. Tengo bracitos minúsculos, los ojos saltones y a mil enfermeras que cuidan de que no me falte de nada. De nuevo soy un bebé de una hora de vida, cuando hace apenas diez minutos tenía treinta y ocho años y estaba en un hospital deseando irme de este mundo.

Debo aprender a ir al baño y a comer por mí mismo, porque han pasado ya tres años y, además, no quiero depender de nadie para hacer estas cosas tan simples. Esa mujer que parece ser mi madre es agradable, aunque no voy a confiar en ella, ya que todas las que fueron mis madres anteriormente me traicionaron.

Siguen pasando años que parecen siglos. He podido ir ya al colegio, tengo amigos con los que hacer unas cuantas gamberradas y lo mejor de todo es que no tengo que preocuparme por lo que puedan pensar acerca de mi problema; ni siquiera debo contárselo.

Algo más difícil es la adaptación en el instituto porque todo el mundo hace preguntas y te obliga a no estar solo, cuando es lo único que necesito. Aun así hay cosas buenas: están esos matones tan simpáticos que te hacen todo un poco más fácil. Muchos alumnos viven atemorizadas por ellos, pero a mí me caen bien, me hacen sentir dolor y al menos sé que siento algo.

Ya he ingresado en la Universidad y creo que estoy enamorado de una mujer preciosa. Se llama Iria. He vivido innumerables veces la misma rutina pero esto es nuevo y, por lo tanto, fascinante. Me hace sentir especial cada día y creo que puedo confiar en ella, aunque voy a esperar para confiarle mi secreto.

Al fin me siento preparado para contárselo. Voy a casarme con ella en menos de un mes y después le hablaré de mi problema porque estamos enamorados y nada puede detenernos. Ahora vivimos juntos y trabajamos ambos en una empresa de marketing. Por fin, después de muchas vidas, puedo decir que soy feliz y que no es temporal.

Hoy ha sido un gran día. He confiado en Iria y no me ha decepcionado. Le conté cómo me siento al vivir una vida tras otra y cómo recuerdo incluso el primer día de mi nacimiento. Al principio se asustó un poco y necesitó tiempo para asimilarlo pero luego me abrazó y me prometió que todo iría bien. Sigo sin entender por qué lloró mientras me abrazaba, pero sería por la emoción, supongo.

Han pasado varios días y ella está muy rara. Está diferente conmigo, será porque es bastante duro asimilar todo lo que le dije en tan poco tiempo. Yo tampoco estoy muy animado. Me mareo mucho últimamente, aunque creo que es por el café que prepara mi mujer: le echa demasiado azúcar y a mí nunca me ha sentado bien.

Esta no es mi habitación. Estas no son mis sábanas y esa no es la ventana de mi salón, por donde entra tanta luz. Estoy en un sitio distinto, pero a la vez me resulta familiar. Veo a mi esposa a lo lejos, aterrorizada, habla con hombres que llevan batas blancas. Se acerca y me dice que todo saldrá bien, que van a curarme, me pondré mejor y algún día podremos volver a casa. Me enfado porque no entiendo qué es lo que tienen que curar en mí, aunque empiezo a comprender que estoy en un hospital psiquiátrico de nuevo, y que Iria es una traidora. Quiero morirme de nuevo pero sin volver a empezar otra vida, y creo que esta vez será posible porque he sentido un dolor diferente y nuevo, el dolor de la traición de la persona a la que amas.

Vuelvo a ver la luz blanca y corro hacia ella. Pero, un momento, ¿cómo soy capaz de morir tan rápido y cuándo yo lo deseo? Algo va mal, eso no es posible. Debo huir de la luz y aclarar todo esto.

Despierto en la misma habitación en la que desperté esta mañana, pero no hay nadie y yo estoy atado. ¿Me estaré volviendo loco de verdad? Es muy improbable que haya imaginado todo porque estoy seguro de que es real, pero también es imposible que pueda morir cuando lo deseo. Qué más da, Iria se ha ido, no quedan médicos en el hospital y yo solo quiero que todo acabe de una vez, así que vuelvo a ver la luz y corro hacia ella de nuevo, con la esperanza de morir sin volver a vivir de nuevo.

Pero, un momento, ¿por qué estoy llorando?

 

Miriam Hernán-Gómez  1º BCT

Primer premio Sección Relatos Categoría 15-17

II Concurso de Narrativa IES Humanejos

II Certamen de Narrativa Casa de Andalucía - IES Humanejos

 

 

 

 

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Modificado por última vez en Martes, 09 Junio 2015 17:46
Valora este artículo
(0 votos)
Miriam Hernán-Gómez

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies

Lo último de Miriam Hernán-Gómez

10 comentarios
Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de cookies